EFECTOS SECUNDARIOS DE ALGUNOS MEDICAMENTOS


El tomar medicamentos es algo que tarde o temprano todos acabamos haciendo, por ello en MLA dental queremos informarte de cómo pueden determinados medicamentos afectar a tu salud bucodental.
A nosotros los dentistas nos interesan los medicamentos que nuestros pacientes toman, ya que éstos pueden influir negativamente en los tratamientos odontológicos que se le realizan a dichos pacientes. Por ello, ante la pregunta ¿toma usted algún medicamento?, es muy importante, informar a tu dentista de confianza de la medicación que tomas antes de empezar cualquier tratamiento,  y que éste así pueda tenerlo en cuenta a la hora de planificar tu tratamiento buco-dental, ofreciéndote el mejor de los cuidados.
Hay ciertos medicamentos, que tomados de forma frecuente, pueden afectar a nuestra boca, disminuyendo sus defensas, modificando el sentido del gusto e incluso induciendo la aparición de caries y otros problemas graves.
Algunos de estos medicamentos son;


- Antihipertensivos. Para el control de la presión arterial
- Anticonvulsivos (fenitoina). Para la epilepsia
- Antidepresivos
- Antihistamínicos. Para el control de alergias y asma.
- Anticoagulantes y antiplaquetarios. Como la heparina o el adiro que ayudan a prevenir la aparición de trombos, entre otros.
-  Diuréticos
-  Antiinflamatorios
-  Corticoides
-  Bifosfonatos. Presente en medicamentos para tratamientos contra la osteoporosis.
-  Jarabes

Efectos más comunes de dichos medicamentos en nuestra boca;

* Xerostomía o sequedad bucal.

Favorece la aparición de caries, problemas en las encías y las infecciones por hongos, ya que el principal papel de la saliva es proteger los dientes de la acción microbiana, dificultando la aparición de caries y otras infecciones. Entre los numerosos medicamentos que pueden producir sequedad bucal figuran; los antihistamínicos, antisicóticos (clorpromacina), analgésicos narcóticos (morfina, meperidina), anticonvulsivos (carbamezapina), ansiolíticos (benzodiacepinas), etc.
Según la (SEPA) Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración, más de 500 medicamentos de este tipo provocan sequedad bucal, siendo éste el efecto secundario oral más común entre todos los medicamentos.

* Caries.

Principalmente causadas por el uso frecuente de jarabes, los cuales tienen un alto contenido en azúcares para mejorar su sabor, por ello es recomendable el cepillado después de su uso.

* Pigmentación de los dientes.

Medicamentos como antihistamínicos, antisicóticos, enjuagues bucales antisépticos que contienen clorhexidina y la tetraciclina, que es un antibiótico de amplio espectro, muy usado en los años 60 y 70, administrándose tanto a adultos como a niños y que se descubrió años después que mancha los dientes.

* Alteraciones del sistema del gusto.

Nos referimos a alteraciones como la disgeusia, la hipogeusia y la ageusia. La disgeusia consiste en la sensación de un mal sabor persistente en la boca. Dicho sabor puede ser salado, rancio e incluso metálico. La hipogeusia, es un trastorno en el que la capacidad gustativa se reduce y la ageusia, consiste en perdida completa del sentido del gusto. Hay medicamentos como ciertos antibióticos, antihipertensivos, parches de nicotina y enjuagues bucales con clorhexidina que afectan a nuestras papilas gustativas, dañándolas y produciendo algunas de estas alteraciones.

            * Alteraciones en las encías.

Como por ejemplo, sangrado (hemorragia gingival), crecimiento de las encías (hiperplasia gingival) e inflamación de las encías. Algunos de los medicamentos que provocan alteraciones en las encías son; los anticoagulantes y antiplaquetarios, como la heparina y el adiro, los anticonceptivos (su uso se ha relacionado con la inflamación de las encías) , antiinflamatorios, corticoides, etc.

            * Úlceras o llagas bucales.

Algunos medicamentos que producen lesiones en las mucosas son por ejemplo, los antihipertensivos como los beta bloqueadores, el ibuprofeno, el uso frecuente de inhaladores para el tratamiento del asma. Muchos casos cesan después de la supresión del medicamento pero si esto no es posible se recomienda que después del uso de los inhaladores (cuyo uso frecuente también puede provocar candidiasis) el paciente se enjuague la boca o se cepille los dientes.



En MLA Dental recomendamos; 
1.  Cepillarse los dientes frecuentemente, de esta forma reducimos las posibilidades de sufrir caries por el aumento de placa bacteriana
2.    Usar colutorios tras el cepillado
3.    Llevar una dieta equilibrada
4.     Acudir regularmente a tu dentista de confianza.

Si quieres más información sobre éste u otros temas llámanos al 922 712 956 / 658 527 690 o escríbenos a info@mladental.com.
mladental.com
¡CUIDAMOS TU SONRISA! 









Comentarios

Entradas populares de este blog

No lo pienses más. Renueva tu prótesis, renueva tu sonrisa con MLA Dental.